“Mi organización será una realidad dentro de unas semanas”- Antonio García, joven emprendedor dentro del programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores

Desde hace algunos años Antonio ha estado pensando en la posibilidad de crear una asociación que trabaje por la igualdad y el activismo social a nivel local e internacional. Después de sus experiencias internacionales dentro del programa Erasmus + y sus estudios en psicología e igualdad decidió hacer esto realidad, sin embargo, a pesar de sus conocimientos y experiencia no tenía conocimientos prácticos sobre cómo gestionar una organización de manera adecuada. Durante el último año descubrió la oportunidad que ofrecía el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores a través de una movilidad Erasmus + en la que participó. Lo vio como una oportunidad para dar el último paso para llevar este proyecto a la realidad.

No pasó mucho tiempo desde que se inscribió en el programa y se creó la relación entre Adriano Difronzo, Empresario de Acogida (HE), de Bari, Italia, y Antonio, Nuevo Emprendedor (NE). La organización que Adriano preside, Eurosud, se basa en la misma idea que el joven emprendedor llevará a cabo en su propia organización. Con la experiencia que precedió a Adriano en este campo, Antonio no dudó que una organización como Eurosud era lo que buscaba para llevar a cabo su intercambio.

Durante estos cuatro meses Antonio ha desarrollado sus capacidades dentro de la organización, ha aprendido a desarrollar y crear proyectos de calidad para el activismo social, ha aprendido a liderar una organización y un equipo, a crear una organización desde cero y los diferentes obstáculos que se presentan. Ha creado alianzas estratégicas que le ayudarán a desarrollar todo el potencial que tiene su organización. Antonio considera que el mayor logro que ha adquirido en estos cuatro meses ha sido entender la realidad que afronta a la hora de crear una organización, tanto con sus puntos negativos como con los positivos.

Durante la estancia en el extranjero del NE, Italia ha tenido que hacer frente a la pandemia de Covid-19, esto ha cambiado la forma y la estructura de trabajo a lo largo de toda la estancia, sin embargo, han logrado ambos cumplir sus objetivos. Las nuevas tecnologías y la comunicación constante les han permitido mitigar el impacto de esta situación.

Ahora que ya ha terminado la estancia de Antonio en Italia puede decir que sus objetivos se han cumplido, su organización será una realidad dentro de unas semanas y tiene claro a qué se enfrenta, cuáles son sus objetivos, cómo lograrlos eficazmente y con el apoyo de una red de organizaciones internacionales a través de las alianzas creadas durante su estancia en Italia.

Por su parte, la asociación de Adriano ha estado involucrada en el programa EYE desde hace 3 años, por lo que se preguntaron "¿por qué no acoger a un nuevo emprendedor en EURSUD?"

El intercambio no sólo ofrece al emprendedor una oportunidad increíble de aprender sobre la vida y el trabajo en la gestión de las ONG y el tercer sector, sino que también aporta una serie de beneficios a la empresa.

"Como empleador anfitrión, siempre confiamos en que el nuevo empresario que participa en nuestro programa está calificado en su campo y motivado por objetivos claros. También se dedican a aprender sobre la cultura y los valores italianos, así como a compartir la cultura y los valores de su país de origen. Sus perspectivas frescas y sus nuevas ideas vigorizan a nuestros empleados, y muchos empleadores anfitriones nos dicen que aprenden tanto como enseñan".

Además, como dice Adriano "En el caso de acoger a Antonio de España, muchos de nuestros voluntarios locales se dan cuenta de que han tenido una experiencia tan maravillosa que siguen en contacto".

Los nuevos emprendedores internacionales como Antonio, aportan una variedad de beneficios interculturales a su lugar de trabajo – incluyendo el dominio de idiomas extranjeros. Con una educación, experiencia y conocimientos diferentes, también aportan una perspectiva global al negocio".

Como entidad anfitriona, han estado proporcionando oportunidades de intercambio cultural durante más de 3 años hasta ahora. Tienen un profundo conocimiento de todas las regulaciones y procedimientos involucrados en las pasantías internacionales y programas de emprendedores, y saben cómo mantener el proceso simple gracias al punto local tanto en Italia como en el país de origen, siempre listo para ayudar y apoyar con cualquier problema que pueda surgir.

Así pues, "con el fin de apoyar, acoger a jóvenes emprendedores de otro país no sólo ofrece una increíble oportunidad de aprender sobre la vida y el trabajo en Italia, sino que también proporciona al equipo de acogida nuevas perspectivas y conocimientos interculturales".