“Este intercambio de conocimientos es clave para un futuro empresarial”, palabras de Elena Pérez, participante en Erasmus para Jóvenes Emprendedores

Nuestros emprendedores continúan disfrutando de sus experiencias gracias al Erasmus para Jóvenes Emprendedores, programa que les da la oportunidad de tener una estancia en el extranjero para aprender a gestionar una empresa o mejorar la que ya tienen. En este caso, ha sido nuestra emprendedora Elena Pérez quien ha querido compartir su experiencia en Francia con nosotros. Te dejamos con su historia.

"¡Hola a tod@s! Me llamo Elena y estoy realizando mi Erasmus para Jóvenes Emprendedores con una asociación francesa que se dedica a la interculturalidad, promoviendo la igualdad y la diversidad a través de distintos talleres y proyectos europeos donde colaboran con otro tipo de asociaciones.

Hace ya dos meses que estoy en París y esta experiencia me está resultando maravillosa. Me siento muy agradecida, no me imaginaba que esta experiencia iba a ser tan satisfactoria.

Estoy aprendiendo muchísimas cosas que ignoraba antes de empezar a trabajar con mi asociación. Cosas como: Qué debes hacer y qué necesitas para crear tu propia asociación, cómo solicitar proyectos europeos, cómo es estar trabajando en un proyecto europeo, cómo trabajar con migrantes, cómo contactar con otras asociaciones, cómo utilizar tus cualidades o tus conocimientos para adaptarlos al grupo, y tantas otras cosas. Además, comunicarte en una lengua que no es la tuya es a la par excitante y aterrador, y se aprende mucho con esta experiencia.

Encuentro París fascinante. Una ciudad súper intercultural y con tantas posibilidades además de hermosa. 

Es y ha sido, muy enriquecedor poder participar en diferentes tipos de talleres que realiza la asociación con distintos proyectos porque he podido recolectar una diversidad de información muy interesante.

Al inicio de mi estancia tuve un proceso de adaptación donde conocí a las diferentes personas que trabajan en la asociación, así como los proyectos que tienen y el funcionamiento de estos. Además, asistí a distintos talleres, por ejemplo, sobre cómo enfrentarte al estrés en situaciones difíciles de trabajo social o sobre cómo interactuar/ acompañar a personas migrantes que se encuentran en una situación delicada.

Poco más adelante empezaron a incluirme en diferentes tareas, como contactar con otras asociaciones, ordenar y clasificar información de distintas reuniones, producción de videos o traducciones de texto, hasta que acabé incluida directamente en uno de los proyectos, donde todos nos encargamos por igual de las tareas.

Hoy por hoy, pertenezco a parte del equipo que se encarga de uno de los proyectos europeos, que trata sobre la concienciación del medio ambiente y la interculturalidad, como coordinadores, y realizo pequeñas tareas, supervisadas, en otros.

Además de aprender directamente con la práctica, estoy recibiendo documentación y workshops de mi host para formarme todo lo posible. Sinceramente, al principio, no tenía la idea de crear ninguna asociación propia y ahora, por lo que estoy experimentando, me lo estoy planteando. Además, estoy creando una red de contactos y conociendo diferentes asociaciones que podrían ser de utilidad en un futuro.

Desgraciadamente, a causa del virus, este mes nos hemos mantenido en confinamiento estricto. Yo he tenido suerte porque mi asociación se ha organizado muy bien para trabajar online y no siento que me esté perdiendo nada. Trabajamos por zoom normalmente y estoy descubriendo otras formas de trabajar desde casa y nuevas aplicaciones virtuales para utilizar durante el trabajo o las reuniones (como por ejemplo, jambo o prezi).

Algunos talleres se han mantenido para realizarlos online y otros han sido cancelados. Es una pena no poder trabajar físicamente ya que el contacto con otros trabajadores y conocer gente nueva, siempre se agradece. Además, yo que he estudiado artes, y que mi asociación trabaja muchas veces con técnicas de arte terapia, echo de menos las formaciones presenciales. 

Poco a poco va cambiando la situación y vamos volviendo a la "normalidad" así que espero paciente la vuelta. Una vez tengamos la libertad de trabajar sin restricciones podré realizar yo misma algunos talleres, tanto de otros proyectos como míos propios, para ofrecer información sobre lo que yo hago a mi equipo y que este lo pueda adaptar a su trabajo.

Mi host es muy atento y es una gran inspiración profesional. Sin duda, este intercambio de conocimientos es clave para un futuro empresarial, sea del tipo que sea". 

Si tú también quieres participar, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente correo: cristina@sulayr.com. Te asesorarems y ayudaremos a encontrar una empresa europea donde pueda encajar tu perfil. ¡No te lo pierdas!