Emprendedora y empresario cuentan su intercambio con el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores durante la crisis del COVID-19

Magdalena, joven emprendedora que desde febrero se encuentra en Sevilla realizando su intercambio empresarial en Ozein, gracias al programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores, nos cuenta su experiencia en primera persona.

"¿Alguna vez has tenido la impresión de que sólo sabes que perteneces a un lugar? Esto es exactamente lo que me pasó cuando llegué a España por primera vez. La comida, la cultura, la gente. Todas estas cosas hicieron que me enamorara en este país. Sabía que un día, cuando me sintiera preparada, volvería de nuevo y organizaría mi vida. De todos modos, mientras terminaba mi máster aparecieron algunas nuevas metas. Me volví más ambiciosa, lo que me hizo pensar en crear una empresa de recursos humanos. Lo único que siempre me mantuvo atrás fue el insuficiente conocimiento del mercado extranjero y la falta de preparación adecuada para crear una empresa.

Me enteré del programa hace muchos meses gracias a mi amiga que acaba de terminar su cooperación. Su fascinación y sus comentarios positivos me animaron a enviar mi solicitud y ver qué pasaba.
 
Tan pronto como fui aceptada, empecé a buscar un anfitrión (HE). Pocas semanas después empecé a cooperar con Torcuato Luca de Tena Martín-Ballesteros en Ozein Cloud Services donde trabajo desde el 25 de febrero. 


Desafortunadamente, después de tres semanas no pudimos continuar nuestra cooperación en la oficina. Debido a la situación del Coronavirus nos vimos obligados a empezar nuestro trabajo desde casa. A pesar de todos los temores, nuestra cooperación es muy exitosa. Gracias a las llamadas diarias y a las reuniones online nos ponemos al día con nuevas ideas y tareas, además no me impide aprender nuevas cosas sobre la gestión de una empresa. Incluso trabajamos en español, el equipo ha sido muy útil desde el primer día que he comenzado mi intercambio.


El coronavirus, al entrar en España, no hace falta decir que sí que ha afectado a mi vida cotidiana. Debido al cierre por un par de semanas no pude salir de casa, solo si era necesario. La situación está mejorando cada día y, con las fases en las que estamos entrando, las reglas son cada vez menos estrictas. Ahora mismo, podemos ir a pasear o hacer deporte. Aunque no estamos seguros de cuándo volveremos a nuestra oficina, hemos decidido extender nuestra cooperación por otros dos meses.


Cooperar con Torcuato y todo el equipo me ayuda a ganar experiencia que no he tenido la oportunidad de obtener antes. Mi plan de negocios es cada vez más claro, así como mi visión y planes para el futuro. La misión de mi futura empresa es conectar a empleadores y empleados a través de soluciones innovadoras, ofreciendo alta eficiencia y calidad de los servicios prestados. Gracias a la experiencia y a lo que aprendí de Ozein, creo que tarde o temprano podré poner el plan en acción.


¿Y qué beneficios aporta nuestra cooperación?


Trabajo con un empresario de éxito y con experiencia que me ayuda a adquirir conocimientos prácticos sobre los principales aspectos de la gestión de una empresa propia. Mis tareas diarias están relacionadas con el marketing, la comunicación con los clientes, etc., lo que me da una visión de muchos campos. Lo que es más, la comunicación diaria en un idioma determinado es una gran práctica, siempre y cuando el nivel avanzado de español sea necesario cuando dirija mi negocio en el extranjero, y principalmente, cuando adquiera clientes y socios.

En resumen, aunque cooperemos desde nuestras propias casas, no intercede en nuestro trabajo diario. Es más, ayuda a gestionar nuestro trabajo, a encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y a organizar todas las tareas. De todas formas, todos esperamos que la situación mejore pronto y podamos volver a nuestra anterior forma de cooperación".

Situación Coronavirus 

Por su parte, Torcuato, nuestro anfitrión de acogida en el programa, dice que esta situación no le está repercutiendo de manera negativa a la empresa puesto que, en general, trabajan de manera online. Desde el primer día tienen establecida una rutina, ya que se reúne con la mayoría del equipo a través de videollamadas una vez por la mañana y otra por la tarde. Según comenta el empresario, "el rendimiento sigue siendo muy bueno".

En cuanto a la incorporación de Magdalena en la empresa, Torcuato solo tiene buenas palabras hacia la joven emprendedora, ya que, a pesar de que no necesitaban cubrir ese puesto, este tipo de intercambios siempre "aporta un valor añadido a la empresa". Además, destaca la proactividad de la chica y su rápida adaptación al equipo.

A pesar de no estar trabajando de manera presencial, se reúnen para tutorizarla, explicarle cómo es el sistema de gestión de una PYME, cómo funcionan los presupuestos, cómo hacerle un seguimiento al plan de negocio, analizar los KPIs de la empresa para ver qué es lo que va bien y lo que va mal, aspectos fundamentales para mejorar el plan de negocio de  Magdalena.

Otro aspecto que a Torcuato le llamó la atención fue su nivel de español ya que como él indica, la primera entrevista la tuvieron en inglés pero a partir de ahí, toda la comunicación ha sido en español.

Sin embargo, Torcuato dice que el programa se queda corto y que debería, al menos, durar un año para conocer mejor el ciclo completo de una empresa.  

Teletrabajo 

En cuanto a la vuelta a la oficina no lo tiene previsto de momento, ya que como indica el empresario “si los empleados no estuvieran rindiendo se prevería la vuelta pero la gente está rindiendo”. Además, destaca que, gracias al teletrabajo “la gente ha ganado en calidad de vida. Hay personas que tardan una hora en llegar a la oficina y luego pierden otra hora en regresar a casa. También hay quien tiene  niños pequeños y tienen que ir a llevarlos un momento a algún sitio. Pueden parar y seguir trabajando 15 minutos después. El teletrabajo ha llegado para quedarse, quizás habrá un formato mixto”.