Las empresas acreditadas como consumidores electrointensivos deben obtener el certificado ISO 50001

En 2020 se aprobó el Real Decreto 1106/2020, de 15 de diciembre, por el que se regula el Estatuto de los consumidores electrointensivos. Este real decreto define en su artículo 3.2 cuáles son los criterios para ser consumidor electrointensivo.

El real decreto indica que uno de los requisitos es “tener un cociente durante al menos dos de los tres años anteriores entre el consumo anual y el valor añadido bruto de la instalación correspondiente al punto de suministro para el cual tenga la categoría de consumidor electrointensivo superior a 1,5 kWh/€”. No obstante, el real decreto contempla que este valor se revisará anualmente para adaptarse en función del precio medio del mercado eléctrico del año anterior.

Ante la subida del precio medio del mercado eléctrico en 2021, se ha modificado sustancialmente este requisito. Una resolución del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del pasado 7 de abril señala que “a partir de 2022, el cociente entre consumo anual y valor añadido bruto de la instalación al que se refiere el artículo 3.2.d) del Real Decreto 1106/2020 de 15 de diciembre, deberá ser superior a 0,8 kWh/€ para poder optar a la categoría de consumidor electrointensivo”.

Es decir, se reduce el cociente entre consumo anual y valor añadido bruto de la instalación de 1,5 kWh/€ a 0,8 kWh/€. Esto va a permitir que más empresas puedan acceder al registro de consumidores electrointensivos, que se puede hacer a través de este enlace del ministerio.

Disponer del certificado de consumidor electrointensivo permite acceder a los mecanismos de compensación por la financiación de apoyo para la electricidad procedente de fuentes renovables, cogeneración de alta eficiencia o compensación del extracoste en los territorios no peninsulares incluidos en los cargos de estos consumidores. Estas ayudas están definidas en el Título III del Real Decreto 1106/2020. Además del mecanismo de compensación anterior, los consumidores electrointensivos pueden acceder al mecanismo de cobertura de riesgos derivados de la adquisición a medio y largo plazo de energía eléctrica por consumidores electrointensivos, definido en el Título IV del Real Decreto 1106/2020.

Una vez obtenido el certificado de consumidor electrointensivo, las empresas tienen dos años para cumplir una importante obligación. El artículo 11 del Real Decreto 1106/2020 señala que “los consumidores electrointensivos que se acojan a cualquiera de los mecanismos regulados en el presente real decreto deberán disponer, en el plazo máximo de dos años desde la obtención de su certificado de consumidor electrointensivo, de un sistema de gestión de la energía auditado y certificado según la norma UNE-EN ISO 50001:2018 o aquella que la sustituya en el futuro”.

Por tanto, aquellas empresas que se empezaron a registrar en diciembre de 2020 (fecha del estatuto), deben cumplir este requisito a partir de diciembre de este año. En Sulayr tenemos experiencia en ayudar a organizaciones a implantar la norma ISO 50001. Si eres consumidor electrointensivo y necesitas este certificado, puedes contactar con Sulayr en el teléfono 958 136 295 o en comercial@sulayr.com.