Cómo será la vida dentro de 10 años

Los expertos en nuevas tecnologías y tendencias de consumo de la consultora McKinsey predicen cómo será la vida dentro de diez años, desde ir de compras hasta comer y viajar al espacio.

Merece  la pena pensar en los emocionantes cambios que se avecinan. De hecho, es concebible que se produzcan más innovaciones en los próximos diez años que en cualquier década anterior de la historia moderna. Eso significa que la vida en la década de 2030 podría ser muy diferente a la actual. Estas son algunas de sus predicciones.

Entretenimiento

Las películas serán interactivas y envolventes. Por ejemplo, si hay una escena invernal en la pantalla, sentirás un viento frío en la cara. Además, elegir qué ver será fácil, porque los algoritmos sabrán exactamente qué quieres ver, cuándo quieres verlo y con quién. Y el contenido no tendrá fronteras. “A medida que la tecnología reduce el tamaño del mundo, realmente se está convirtiendo en un mercado global de contenido”.

Compras

La experiencia de compra en la tienda será altamente personalizada. Cuando entres en una tienda de ropa, los maniquíes digitales cambiarán lo que llevan puesto en función de lo que tú lleves puesto. Cuando se trate de comestibles, podremos ver contenedores de alimentos con sensores que permitan saber si el artículo está dañado. Además, existirán cajas y bolsas comestibles.

Nuevos productos

En esa línea de plástico comestible, una gran empresa de Almería dedicada a la comercialización de frutas y verduras tiene en desarrollo una innovación para poner una segunda piel de plástico comestible a sus tomates o pepinos. El objetivo es que puedan durar sin refrigeración más de tres meses.  El plástico comestible lo elaboran con los desechos de las propias verduras que comercializan.

Este plástico proveniente de residuos vegetales, 100 % biodegradable, se podrá usar para envolver o conservar cualquier tipo de alimento e incluso para elaborar botellas para agua o refrescos.

Esta innovación puede revolucionar la industria de la alimentación y contribuir a la reducción del desperdicio de comida, al elevar exponencialmente el tiempo de conservación de cualquier alimento sin necesidad de consumir energía para refrigerarlo.

Bienestar

Una vez más, la personalización es clave. Los dispositivos conectados harán un seguimiento de tu salud y bienestar más ampliamente de lo que pueden hacerlo ahora. Tu refrigerador te hará sugerencias sobre lo que debes comer y beber en función de la cantidad de sueño, ejercicio y nutrientes que hayas ingerido ese día (probablemente más fruta y nada de morcilla, longaniza y cosas similares).

Habrá servicios médicos online, asistidos por periféricos que trasmitirán información sobre el paciente. Esto permitirá evaluar cualquier problema médico, por lo que solo visitarás presencialmente a un doctor cuando sea absolutamente necesario.

Espacio

Esta categoría es divertida de contemplar. ¿Una estancia corta en un hotel espacial? ¿Un fin de semana en la luna? Debido a que los lanzamientos de cohetes serán mucho menos costosos, más personas se aventurarán al espacio exterior. También habrá decenas de miles de satélites allí arriba, lo que permitirá que todos en la Tierra se conecten a Internet desde cualquier lugar. Los expertos creen que la exploración espacial permitirá resolver problemas en la Tierra, como ayudar a mitigar los desafíos agrícolas. “Los datos de observación de la Tierra permiten a los responsables políticos, las empresas, la sociedad civil y los medios obtener una imagen común de los riesgos globales y tomar medidas preventivas”.

© Jose Antonio Jimenez Puertas. 11/2022.

FUENTES: McKinsey y Sulayr.