Ampliar los horizontes en cuanto a lo que se refiere a conocimientos y lenguaje, ha sido realmente enriquecedor”

Cristina, joven emprendedora, ha finalizado hace unos días su intercambio empresarial en Roma, Italia, con el arquitecto Massimo Adario. De este modo, ha pasado cerca de cuatro meses en un estudio de arquitectura y diseño.

Como comenta la joven arquitecta “solicité el Programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores porque quería obtener experiencia laboral en un estudio en el extranjero”. Además, según nos dice, le pareció muy interesante la oportunidad de aprender el funcionamiento interno de la oficina gracias a este tipo de intercambios empresariales donde también ha podido ver la entrada y el flujo de nuevos proyectos.  

“Durante mi estancia en el estudio Massimo Adario Architetto trabajé en un proyecto de viviendas en Los Ángeles, era un proyecto muy grande y complejo que requería muchas tareas específicas, tanto de diseño como de gestión”, afirma entusiasmada.

Así, de la mano de Massimo y el resto de colaboradores ha podido participar en cada fase del proyecto.

Otro aspecto que también destaca ha sido la posibilidad de comunicarse con los proveedores, clientes y nuevos colaboradores, “así como mejorar mis habilidades como arquitecta”.

De este modo, Cristina recomienda la experiencia a aquellas personas emprendedoras que quieran aprender sobre una empresa de un campo específico. Además, resalta que “Ampliar los horizontes en cuanto a lo que se refiere a conocimientos y lenguaje, ha sido realmente enriquecedor”.